EN Dona Boletín

Últimas Noticias

Graduación de familias; un reconocimiento a su fortaleza

Graduación de familias; un reconocimiento a su fortaleza

Todas las familias funcionan de una manera distinta, y no existe una mejor que otra. A lo largo del acompañamiento realizado con familias que tienen hijos en riesgo de vivir en la calle hemos visto cómo padres, madres, cuidadores e hijos han desarrollado habilidades para cambiar su forma de relacionarse y apoyarse en momentos de crisis.

Este año se graduarán tres de las familias con las que estamos trabajando en Fundación Pro Niños de la Calle, lo que significa que han logrado adquirir conocimientos y generar factores que ahora les permiten proteger a sus hijos de las situaciones que los ponen en riesgo de vivir en la calle. Esta graduación es una forma de reconocer el esfuerzo y la participación de las familias, quienes a pesar de las situaciones de exclusión y/o violencia que atraviesan, han logrado mejorar sus condiciones de vida.

Queremos contarte sobre la familia Velázquez, una de las que se graduarán y que representa un gran ejemplo de fortaleza y voluntad.

En el año 2012 conocimos a Félix* Velázquez, quien en ese momento tenía 17 años. Él tenía serios problemas de consumo de drogas y vivía en la calle. Félix comenzó a asistir a nuestro Centro de Día y le gustaron tanto las actividades que pensó en invitar a su hermano menor: Joaquín*.

Joaquín tenía 13 años y ya no quería ir a la escuela; ya había dejado la secundaria para trabajar. Así fue como iniciamos el acompañamiento primero con  Félix y Joaquín, y luego hicimos el contacto con el resto de la familia: su hermana Nancy* y su mamá, la Sra. Laura*.

La familia Velázquez proviene de una comunidad indígena del estado de Oaxaca y llegó a la Ciudad de México en busca de oportunidades para mejorar sus condiciones de vida, pero la única alternativa en ese momento para Laura y sus hijos fue vivir en la calle. Con trabajo y tiempo lograron conseguir un cuarto para vivir. Fue muy difícil esa etapa, sin documentos de identidad y un entorno violento que los excluía. Para la Sra. Laura la única prioridad era trabajar, pues consideraba que sus hijos ya estaban grandes para saber lo que hacían.

A partir del trabajo integral que comenzamos a realizar con cada integrante de la familia Velázquez, la convivencia familiar se fue cultivando y la participación de la Sra. Laura en el cuidado de sus hijos comenzó a detonar cambios que le han permitido disminuir el riesgo de que Joaquín o Nancy abandonen su casa como lo hizo su hermano Félix, quien desafortunadamente sigue en la calle.

Joaquín decidió regresar a la secundaria y ya la concluyó. Su hermana Nancy sigue en la escuela y está muy motivada a continuar estudiando. La Sra. Laura trabaja como cocinera y está decidida a seguir adelante con sus hijos para enfrentar las dificultades de la vida cotidiana, pero ahora hacen uso de sus fortalezas y de las redes de apoyo que han logrado entablar con Pro Niños y en su comunidad.

 

*Los nombres de los integrantes de la familia Velázquez fueron cambiados para proteger su identidad.